Las víctimas de la inequidad

29.5.15

0 comentarios
Alberto Ovalle (nombre falso de una persona real) duerme tres horas al día. Tiene dos trabajos. Uno comienza al alba, otro cuando se cierra la noche. Por la mañana, de ocho a once, conduce el autobús de un centro de ancianos; por la noche, de ocho a tres de la madrugaba, vigila unas oficinas de lujo a las afueras de Madrid. Gana 1.100 euros, tiene 35 años y hace siete que llegó de Santo Domingo. Nunca ha oído hablar del economista francés Thomas Piketty, ni de su superventas El capital en el siglo XXI. Pero siente la inequidad. “Quiero estudiar ingeniería industrial. Sería una salida”, relata.

Es difícil hablar con Piketty. Convertido en el economista más célebre del planeta encuentra un hueco mientras viaja. Tengo clara la pregunta. “¿Puede su libro cambiar la vida de Santiago?” “¡Creo que las ideas transforman las sociedades!”, exclama. ¿Aunque piensen diferente? “Mi libro no es un libro para la izquierda o la derecha; es para todos aquellos que leen libros y que creen que temas como las rentas y la riqueza; la deuda pública y el capital privado; las tasas de crecimiento y los tipos de interés son demasiado importantes para dejarlos en manos de un pequeño grupo de expertos”.

Ningún texto económico en los últimos 30 años había calado tanto. Incluso Barack Obama ha advertido en el discurso del estado de la Unión del peligro que representa la desigualdad. Imposible obviarlo cuando el economista Emmanuel Saez ha descubierto que las 160.000 familias más ricas de Estados Unidos acumulan tanto dinero como las 145 millones más pobres. Un mazazo al sueño americano y su postulado esencial de que cualquiera —con esfuerzo— puede llegar lejos en la vida. En el empeño por recuperar el “capitalismo de la clase media” Obama subía el salario mínimo y lanzaba una pregunta. “¿Aceptaremos que solo a unos pocos les vaya bien?” Algunos creen inevitable este trágala. “Las sociedades occidentales están envejeciendo rápidamente y los ancianos no lideran protestas ni revueltas”, reflexiona Tyler Cowen, autor del libro Average is over (Se acabó la medianía), que cartografía un mundo fracturado entre una élite que ha ganado con la gran recesión y el resto que debe sobrevivir en el universo precario.

Contra este planeta mudo levanta la voz Piketty en un texto adoptado por el centro-izquierda y parte de la derecha. Quizá porque “carece de un paradigma”, valora el economista José Carlos Diez. “Al contrario que Keynes, no establece ninguna teoría económica”. Las 663 páginas de El capital “son la justificación científica de un problema que ni siquiera es bueno para el sistema”, sostiene Emilio Ontiveros, presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI).

Pero ese “sistema” se revuelve contra cualquier cambio. El pensador francés propone gravar con impuestos elevados las fortunas de los millonarios. ¿Imposible? “No existe ninguna sociedad democrática que acepte una política fiscal confiscatoria”, advierte el politólogo George C. Edwards III.
Sin embargo el tiempo deja víctimas reales. La muerte el año pasado de Maria Fernandes se ha convertido en el duro icono de la desigualdad. Tenía 32 años. Cada día trabajaba en tres Dunkin’ Donuts distintos por el salario mínimo (8,25 dólares la hora). Sin apenas descanso, dormía en su coche, donde acumulaba latas de combustible en el maletero. Una mañana, vencida por el sueño, los gases se desprendieron. A las 5.56 de la tarde fue declarada muerta por la policía de New Jersey. Aún llevaba puesto su uniforme de trabajo. El atestado escribía: “accidente”. Muchos creyeron que la mato la inequidad.

Cómo salir victoriosos en un proceso de selección

26.5.15

0 comentarios
La realidad actual del mercado laboral parece respirar tras un periodo difícil. El número de procesos de selección ha aumentado gracias a la ligera recuperación que ya se aprecia en algunas compañías españolas. Pero la competencia aún es importante: por cada oferta de empleo publicada se reciben cientos de CVs. Teniendo en cuenta lo dicho, es fundamental conocer y poner en práctica una buena estrategia para salir airoso de cualquier proceso de selección. Por eso Monster ofrece diferentes consejos y recomendaciones para hacer un excelente debut en las entrevistas:

 Estructurar un buen currículo: Es el primer paso y uno de los más importantes, puesto que a través de esa ‘carta de presentación’ las personas son seleccionadas entre cientos de candidatos. Con un CV ordenado y completo, el profesional puede ganar la simpatía de los entrevistadores y obtener una mayor visibilidad ante una competencia llena de talento.

¡Prepárate por dentro y por fuera!: Después de la llamada telefónica para cerrar un encuentro personal, el candidato debe analizar la filosofía de la empresa, el puesto de trabajo vacante e incluso indagar sobre la trayectoria profesional de la persona que va a realizar la entrevista. También es importante mostrarse descansado y vestir correctamente.

Con un pie dentro: ¡Es imprescindible llegar puntual! En el caso de las entrevistas individuales, muchas cuentan un tiempo limitado, puesto que cada hora puede haber más de una persona convocada. Por otra parte, si es la primera entrevista puede que el candidato tenga que participar en una dinámica de grupo y lo normal es que no esperen para comenzar con la prueba. Una vez ha comenzado, es importante mantener la calma y no ponerse nervioso, síntomas que pueden hacer considerar a los entrevistadores que se encuentran ante una persona insegura.

En la dinámica: El candidato debe participar de manera escueta y concisa, siempre y cuando aporte valoraciones que enriquezcan las opiniones de los demás aspirantes o, en caso contrario, que generen debate. Nunca debe interrumpir a los candidatos ni a los moderadores. Es fundamental mantener la mirada y la sonrisa hacia los demás participantes.

Cara a cara: Una vez superados todos los pasos anteriores, el candidato tiene el 80% del proceso ganado. No obstante, la entrevista individual es fundamental para salir exitoso del proceso de selección. En primer lugar, el candidato debe mantener la delicadeza, la educación y la humildad en todo momento. No alardear de antiguos puestos de trabajo y/o experiencias profesionales, es importante para simpatizar con el entrevistador. Mantener una conversación distendida también resulta una buena estrategia para ganar la confianza. Además, hay que mantener siempre la mirada, ya que denota sinceridad y seguridad.

Ante el gran jefe: Tras este largo camino, el candidato puede estar cansado. No obstante, ha de mantenerse firme, vigoroso, y sobre todo, motivado ¡Es el último paso! El máximo responsable no tendrá mucho tiempo para escuchar detenidamente a cada aspirante, por lo que él mismo deberá venderse en aproximadamente 30 segundos con cada pregunta.

Cómo afrontar una entrevista de trabajo

0 comentarios
La entrevista de trabajo es un punto culminante en el proceso de búsqueda de empleo. El objetivo de la misma es obtener un puesto de trabajo, por lo que deberás saber "vender" tu candidatura a la empresa demostrando que tus aptitudes, conocimiento, habilidades y experiencia son las idóneas para ocupar la vacante.

El contexto de la entrevista es claramente diferente cuando ésta se produce tras una contestación a un anuncio, o tras el envío de una candidatura. En el primer caso, el contexto en el que se desarrolla la entrevista está marcado por la competencia, y en ella deberás demostrar al seleccionador no sólo que encajas perfectamente con las necesidades de la empresa, sino que lo haces mejor que los otros candidatos.

Por otro lado, cuando la entrevista se convoca tras una candidatura espontánea, la relación es mucho más igualitaria, marcada por un intercambio de información, ya que si el entrevistador ha fijado una cita se debe a que le ha llamado la atención la calidad de tu candidatura.

Estructura de una entrevista

Independientemente del tipo de entrevista utilizado, el entrevistador te evaluará en una serie de áreas determinadas, incidiendo más en unas u otras en función de la actividad y el puesto para el que requieren una nueva persona.

Repasar: Antes de acudir a la entrevista será interesante que hayas repasado los datos y detalles que figuran en tu currículum, con el fin de poder responder con soltura a las cuestiones que te vayan planteando durante la entrevista.

Primera evaluación: El desarrollo de la misma incluirá seguramente una primera evaluación de tus conocimientos, comprobando tu itinerario académico, el porqué de tu elección, así como tu grado de satisfacción alcanzado y tus proyectos de estudio futuros, si los hubiera.
Trayectoria profesional: Seguidamente se abordarán las cuestiones relacionadas con tu trayectoria profesional hasta el momento, las prácticas que hayas podido realizar, los contratos que hayas podido tener, las funciones que has desempeñado, etc. Trata de hablar sobre resultados específicos en lugar de limitarte a describir tus experiencias laborales.
Motivación: Además, durante la entrevista el/los interlocutor/es de la empresa tratarán de pronosticar tu rendimiento potencial en la misma, valorando tu grado de motivación. En ocasiones, una buena motivación puede subsanar deficiencias de formación o de experiencia.
Autoevaluación: Por último, para cerrar la entrevista, seguramente te pidan realizar una autoevaluación, para que reflexiones sobre tus puntos fuertes y débiles, con la intención de establecer tu grado de conocimiento y satisfacción personal, tu sinceridad, nivel de seguridad y de confianza en ti mismo.

Cómo preparar la entrevista

Es importante que acudas a la entrevista con las ideas claras sobre tus objetivos profesionales, de forma que sepas explicar los fundamentos de tu elección, por qué has escogido solicitar un puesto en esa empresa y no en otra, por qué quieres desarrollar tu carrera en una pyme o en una gran empresa, o por ejemplo, por qué habiéndote formado como abogado, quieres dedicarte a la empresa y no al ejercicio libre de la profesión.

Las empresas valorarán mucho el hecho de que vayas informado sobre sus actividades, sus directivos, sus productos y marcas, sus competidores o sus clientes, algo que podrás preparar recopilando información en prensa, en Internet o solicitando información directamente a la propia empresa.
Preguntas más frecuentes

Te indicamos a continuación algunas de las preguntas más habituales en los procesos de selección de las empresas. Un amplio número de ellas son abiertas, en cuyo caso tendrás que contestar de manera ordenada y precisa, pensando siempre en resaltar las cualidades que mejor corresponden al puesto de trabajo ofrecido.

¿Cómo supo de nosotros?
¿Qué sabe de nuestra empresa y qué aspectos le gustaría conocer en mayor profundidad?
¿Por qué quiere trabajar con nosotros?
¿Qué espera de este puesto de trabajo?
¿Por qué ha elegido este sector de actividad para desarrollar su carrera profesional?
¿Qué cree que podemos aportarle profesionalmente?
¿Qué puede aportarnos a nosotros?
¿Qué salario quiere percibir?
¿Estaría dispuesto a viajar o a trasladarse a otro lugar?
¿Cuáles son sus objetivos profesionales a medio/largo plazo?
¿Prefiere trabajar en equipo o individualmente? ¿Por qué?
¿Qué es para usted lo más importante de un empleo?
Hábleme de su carrera
¿Piensa continuar estudiando?
¿Cómo se defiende en inglés/francés?
¿Cuáles son sus puntos fuertes y sus puntos débiles?
¿Cuál es su mejor cualidad y su peor defecto?
¿Cuáles han sido sus éxitos o realizaciones más destacadas?
¿A qué dedica su tiempo libre?
¿Qué espera usted de la vida?
¿Tiene alguna pregunta?
Las preguntas que tú hagas al entrevistador deberán estar relacionadas de alguna manera con la empresa y el puesto a cubrir. A menudo, las preguntas que formules serán más importantes para el entrevistador que las que él te haga a ti. Consejos útiles

Asegúrate del lugar y de la hora de la entrevista, así como del nombre de tu entrevistador;
Sé puntual. Si por alguna razón de peso sabes que vas a llegar tarde, comunícaselo cuanto antes a la persona que te va a entrevistar;
Cuida tu indumentaria e higiene personal. Viste de manera correcta, de acuerdo con tu personalidad, pero sin ser demasiado informal o extravagante;
Lleva dos o tres copias de tu CV. y asegúrate de que podrás justificar todos los elementos del mismo.

Durante la entrevista:
Saluda a la persona que te va entrevistar con su nombre, mirándole a los ojos, y apretándole la mano;
Da una imagen de naturalidad y de confianza en ti mismo al entrar al despacho del entrevistador. Adopta una postura relajada, sin exagerar;
Cuida tu comunicación no-verbal. Procura no manifestar timidez, tensión, nerviosismo, agresividad, impaciencia o dudas; Abstente de fumar aunque seas fumador y te lo ofrezcan;
Mantén la atención en todo momento. Un aparente desinterés en algún momento de la entrevista se puede asociar al puesto de trabajo e incluso a la propia empresa;
Convence a tu interlocutor de tus cualidades y demuéstrale tu interés y entusiasmo por trabajar en su empresa; Recuerda que en la primera entrevista, lo más importante es el puesto de trabajo al que quieres acceder y no el salario, ni las vacaciones y permisos.

Fuente: Guía de las Empresas que Ofrecen Empleo (Fundación Universidad-Empresa)

El negocio de alimentar a la Humanidad

24.5.15

0 comentarios
El pasado día 1, en un terreno de dos millones de metros cuadrados a las afueras de Milán, se abría al público la Exposición Universal de 2015, con el lema “Alimentar al planeta, energía para la vida”. En los pabellones, una amplia representación de empresas, organizaciones internacionales y 110 países exhibirán durante seis meses el progreso de la industria de la alimentación.

Mientras, fuera, las protestas callejeras señalaban las contradicciones del evento. La delegación que más se ha gastado en su pabellón de la Expo de Milán (72 millones de euros) es Emiratos Árabes, un país en el que la agricultura representa un 0,8% del PIB y que importa la mayoría de los alimentos que consume. Pero la principal ironía de una celebración global de la buena alimentación es que, a pesar de que los seres humanos consumen, en promedio, 2.868 calorías diarias, alrededor de 800 millones de personas sufren malnutrición crónica. Y aunque es una cifra que se ha reducido en los últimos 20 años (según la agencia alimentaria de Naciones Unidas, la FAO, el porcentaje de personas pasando hambre ha caído del 18,7% al 11,3%), el tamaño del problema sigue siendo enorme.

La alimentación en el mundo se sostiene sobre las 570 millones de granjas que, según la FAO, hay en el planeta. La inmensa mayoría (alrededor de un 80%) son pequeñas explotaciones familiares, por lo que el verdadero poder reside en sus mayores compradores: la industria agroalimentaria. Es un sector grande (según un informe de Bank of America Merrill Lynch, la industria vale 2,3 billones de euros, una cifra equivalente al PIB de Brasil y a un 3% de la economía global), poderoso y longevo: las tres mayores empresas del sector por ingresos (Nestlé, Archer-Daniels y Bunge) son centenarias. En gran medida, la seguridad alimentaria del planeta en el futuro dependerá de lo que hagan hoy estas grandes multinacionales.

Tradicionalmente, el sector agroalimentario ha sido un negocio familiar, pero la solidez de la industria ha atraído a inversores de todo el mundo. Dos de los más famosos, la estadounidense Berkshire Hathaway (con Warren Buffett a la cabeza), y la brasileña 3G Capital, se han coordinado en los últimos años en megaoperaciones de concentración. En 2013, se unieron para comprar Heinz, famosa por sus salsas y enlatados, en una adquisición de 28.000 millones de dólares (22.000 millones de euros). En marzo de este año, se volvieron a juntar para hacerse con Kraft Foods, otra fusión milmillonaria.

No es el único caso. En 2013 el mercado global de carnes vivió dos macrofusiones: la compra de Hillshire por Tyson Foods en 2013 (una operación de 8.550 millones de dólares) y la de la británica Smithfields por la china Shuanghui, por más de 7.000 millones, una operación que incluyó en parte a la española Campofrío.

Este proceso de concentración preocupa a las organizaciones no gubernamentales especializadas en alimentación. “El sector está en muy pocas manos, desde los insumos hasta la distribución, pasando por las grandes comercializadoras de grano”, explica Lourdes Benavides, o un sector sin sobresaltos, pero el futuro de la industria tiene enormes y costosos desafíos por delante. Según la FAO, dar de comer a los 9.600 millones de seres humanos que habitarán el planeta en 2050 necesita inversiones por valor de 83.000 millones de dólares al año. Y, en su mayor parte, tendrán que venir de la caja de las empresas. “Ya no concebimos alcanzar ninguna meta sin el sector privado”, comenta Marcela Villarreal, directora de Asociaciones de la FAO. “Es el que más ha cambiado su rol. En el pasado lo considerábamos un financiador. Hoy es un actor más. Estamos haciendo un llamamiento para que no solo se comporte de forma responsable, sino que contribuya de manera medible a las metas con instrumentos y guías”.

¿Y cuáles son los retos? Para empezar, tierra y agua. Solo un 11% de la superficie terrestre del mundo es cultivable, pero eso es más que suficiente para alimentar a toda la Humanidad. De hecho, un estudio patrocinado por la Fundación Rockefeller da por superado el peak farmland: el punto en el que más tierra ha sido necesaria para dar de comer al mundo. La desaceleración del crecimiento de la población y la mejora de la productividad harán reducirse esta cifra. Pero el problema es que este último dato solo es cierto si los hábitos de consumo se mantienen como ahora. Y no es así. Según la FAO, hasta 2050 la tierra cultivable deberá crecer un 70% para abastecer a todo el mundo. En 1961, había 2,5 hectáreas de tierra cultivable por habitante y en 2050 habrá menos de 0,8. Al mismo tiempo, se necesita un incremento de 64.000 millones de metros cúbicos de agua dulce cada año para adecuar la producción agroalimentaria a la demanda.

Un futuro ya de por sí complicado que se agrava cuando se incluye el cambio climático en la ecuación. El efecto es especialmente notable en las regiones tropicales y ecuatoriales. En Asia, donde la implantación de regadíos permitió un gran aumento de la productividad, la mayor inestabilidad del clima puede echar a perder los logros ganados. En algunos países africanos, la rentabilidad agrícola puede reducirse en un 50%.

Los problemas derivados del cambio climático se extienden pronto a toda la economía. “En 2010 y 2011, los años previos a la Primavera Árabe, hubo una sequía grave en todo el norte de África: Túnez, Libia, Egipto”, recuerda Kanayo F. Nwanze, presidente de IFAD, el brazo financiador de la FAO. “El precio del pan subió, la gente tuvo que emigrar a ciudades ya saturadas… El cambio climático trae crisis, trae inestabilidad”.

¿Cuáles son las posibilidades de negocio en éste nuevo mundo? El interés de varias instituciones o incluso Gobiernos, como el de Corea del Sur, por hacerse con tierras de cultivo en varios países africanos ha despertado muchísima polémica, aunque la realidad esté siendo algo distinta: “Llevamos varios años haciendo un seguimiento y es difícil cuantificar cuánto existe en realidad, si se aumenta o se estabiliza”, comenta Benavides. “Pero sigue ahí y se sigue regulando bastante mal. Muchas tierras ni siquiera se ponen a cultivar, por lo que los agricultores locales no tienen acceso”.

El negocio y el futuro de la producción alimentaria, según los analistas, está en las soluciones tecnológicas. “En inglés lo llamamos more crop per drop: más cosechas por cada gota de agua”, considera Sarbjit Nahal, estratega de Bank of America Merrill Lynch. “Hay oportunidades de negocio en el tratamiento, gestión, infraestructura y suministros de agua, así como en semillas y productos agrícolas tolerantes a la sequía, agricultura de precisión”. Grandes empresas del sector ya están trabajando en ello. “Los productos para la protección de las plantas están yendo más allá de los fitosanitarios”, comenta Carlos Vicente, director de Sostenibilidad de Monsanto para Europa. “Hay productos desarrollados a partir de mecanismos que ya se encuentran en la naturaleza, como productos microbianos que ayudan a controlar plagas y potenciar el rendimiento, o el ARN de interferencia, que son instrucciones que hacen que plagas, malas hierbas o incluso parásitos de insectos beneficiosos, como las abejas, no hagan el daño que pueden hacer”.

Las posibilidades tecnológicas ya existen. “El regadío por aspersión utiliza mucha menos agua que la inundación”, explica el tecnólogo Ramez Naan en una entrevista al proyecto Future Foods 2050, organizado por el Instituto de Tecnología de los Alimentos (ITF). “Aunque sea un simple cambio como regar por la noche, cuando hay menos posibilidades de pérdidas por evaporación”. “En muchos casos, el que decide qué se riega y a qué hora es el agricultor, que la mayor parte de las veces es el propietario de la finca”, explica Juan Carlos Jiménez, socio fundador de IG4 Agronomía, una empresa de Huelva dedicada a aplicar las nuevas tecnologías al regadío. Y su criterio es por aproximación y observación: ahora 20 minutos, ahora tantas horas. “Lo que nosotros hacemos ir a la raíz, donde se ve qué le pasa a cada planta. Medir la humedad, la temperatura, ver que se usa la cantidad adecuada de agua y fertilizante”.

También el sector de la maquinaria agrícola está haciendo avances. “Todas las empresas están trabajando para que haya equipos más inteligentes, tractores que puedan medir qué le pasa a la planta por la que pasan”, explica Ulrich Adam, presidente de la patronal europea CEMA. “Incluso en países desarrollados, donde la productividad no puede crecer mucho más, se están consiguiendo mejoras en los rendimientos de entre un 3% y un 4%, y, lo que es realmente bonito, con mucho menos agua y fertilizantes”. Según Bank of America Merrill Lynch, el mercado de equipamientos agrícolas pasará de 130.000 millones de dólares en 2013 a más de 208.000 millones en 2018, un aumento del 60% en cinco años. Solo el mercado de drones (aviones no tripulados) de uso agrícola está estimado en 2.000 millones de dólares.

Para el grueso de los analistas, los mayores rendimientos pasan por un uso más intensivo de la tecnología. El reto está en llevarla a los mercados emergentes y a los pequeños agricultores. “Mucha de la agricultura en África se hace a base de azadón”, comenta Villarreal. “No solo es muy poco productivo, es dañino: eso deja a los granjeros con la espalda doblada en dos”. Desde las organizaciones internacionales se apuesta por la creación de cooperativas y asociaciones de pequeños granjeros para obtener las economías de escala necesarias para la mecanización. “Hay que organizar a los agricultores”, defiende Nwanze. “Hay iniciativas muy buenas que se están llevando a cabo en África”, explica Villarreal. “Juntar 20, 30, 40 agricultores para que puedan comprar un tractor. Y es un buen negocio para todos: para quien compra el tractor y para quien lo vende”. “Las nuevas tecnologías son caras porque requieren de una inversión de capital”, reconoce Ulrich Adam, “pero lo que pasó con la telefonía móvil, que ha entrado muy fuerte en el campo y ahora tiene una presencia enorme, puede pasar con otras tecnologías. La revolución digital puede hacer que la agricultura no sea tan intensiva en capital como lo es ahora”.

La tecnología también será indispensable cuando la industria agroalimentaria deba enfrentarse al cambio en el paradigma energético. El drástico aumento de la producción de hidrocarburos gracias a la fracturación hidráulica puede haber reducido las presiones económicas sobre los granjeros, pero el empuje de los objetivos de reducir emisiones de dióxido de carbono y el abaratamiento de las energías alternativas supondrían un cambio dramático en el sector.

La expansión del mercado de biocombustibles ha sido responsabilizada de la creciente demanda de tierras a nivel global, pero es poco si lo comparamos con el imparable aumento del consumo de carne. El 60% del incremento de producción de alimentos que se produzca hasta 2025 estará destinado a piensos. En la mayoría de países emergentes, el consumo de carne es un símbolo de modernidad y estatus: la señal de que se ha llegado a la clase media. “Pero si toda la Humanidad comiera carne como en Occidente, no habría planeta suficiente”, considera Villarreal.

Pero, posiblemente, el desafío tecnológico más serio es transporte y almacenaje de los alimentos. Un estudio patrocinado por la FAO estima que, en Norteamérica y Oceanía, hasta un 60% de las raíces y tubérculos se pierde en el camino que va desde el campo al consumidor. En el norte y centro de África, hasta un 55% de la fruta. “Uno viaja por Colombia y encuentra mangos preciosos tirados en el suelo”, comenta Villarreal. Desarrollar redes de transporte y cadenas de frío requieren grandes inversiones. No es la única solución posible. “Las producciones son más eficientes y menos costosas cuanto más cerca están de las zonas de consumo”, reflexiona Carlos Vicente. “Puede que la solución sea que los agricultores puedan abastecer a las poblaciones en sus zonas de origen”, añade.

Tecnologías como la de granjas urbanas podrían impulsar este movimiento, pero, para Ulrich Adam es más una cuestión de hábitos de consumo. “En el mundo desarrollado, la mayor parte de las pérdidas se produce en nuestros frigoríficos”, considera, “y por la distribución. Sobre todo mucha fruta y verdura se tira porque no tiene los criterios de calidad que exigen los consumidores. La tecnología puede ayudar a producir fruta más bonita, pero también quizás sea una cuestión de educar al consumidor para que no quiera comida perfecta en todo momento”.

La calidad de los alimentos también preocupa a los consumidores, tanto en los países tradicionalmente industrializados como en los emergentes. En 2008, una epidemia de dolencias renales empezó a afectar a miles de bebés en China. Pronto se encontró que la responsabilidad era de un lote de leche infantil adulterada con melamina, un pegamento industrial. Fue la primera de varias sonadas crisis alimentarias en el país asiático. Otras crisis, como la de las vacas locas en Europa y Norteamérica, han puesto presión sobre la industria y le han obligado a redoblar sus esfuerzos por garantizar la seguridad de los productos que vende.

Por otro lado, los consumidores buscan cada vez más variedad, cada vez más salud y cada vez más autenticidad en los productos que consumen. Y el sector responde. “Hoy en día, dos de cada tres compañías de la industria alimentaria están dedicadas de forma permanente a alguna clase de innovación”, explican desde el grupo de presión en Bruselas de la patronal europea del sector, FoodDrinkEurope. “El 50% de los productos que vemos en los supermercados hoy no estarán en los lineales dentro de cinco años”. “Los mercados son muy sensibles ante los temas medioambientales”, comenta Jiménez. “Cada vez se busca más la huella del agua, si se ha hecho un uso respetuoso del agua en la producción”.

El cambio en las preferencias de los consumidores también ha fomentado el crecimiento de pequeñas compañías fuera de los grandes grupos empresariales, especializadas en productos muy específicos creados con unos estándares muy difíciles de alcanzar por la producción en masa. “Nunca se han creado más empresas emergentes en la industria alimentaria como ahora”, comenta Michael Boland, profesor de la Universidad de Minnesota y experto en la evolución del sector agroalimentario. “Hay muchas rupturas con el pasado ahora mismo”.

“La inversión del sector empresarial al desarrollo agrícola es de hasta el 75% del total”, explica Nahal. ¿Vale la pena desde un punto de vista económico? “La inversión en I+D agrícola continua siendo una de las inversiones más productivas ahora mismo”, considera. “Ofrece tasas de retorno de entre el 30 y el 75%”. Un estudio de más de 200 proyectos de regadíos del Banco Mundial entre 1960 y 1995 habla de una tasa de retorno del 15%.

Para los países hay un incentivo adicional: eliminar el hambre no es solo un imperativo moral, sino que tiene sentido desde un punto de vista económico. Bank of America Merrill Lynch calcula que el hambre tiene un efecto en la economía global de dos billones de euros, casi el equivalente al peso del sector alimentario entero. Demasiada riqueza como para dejar que se pierda.

Crisis en Venezuela se agrava con la caida del bolívar

0 comentarios
Los venezolanos han comenzado a tener la sensación de que en su cartera guardan billetes de Monopoly, un juego de mesa que utiliza dinero de mentira. La moneda local, el bolívar, cruzó este jueves la barrera de los 400 bolívares por dólar, el doble de la cotización del Sistema Marginal de Divisas (199 bolívares por dólar), la tasa de mayor valor establecida hace tres meses por el Gobierno en un esfuerzo por detener el imparable ascenso de la moneda estadounidense en el mercado negro.

El jueves la divisa norteamericana aumentó 40 bolívares en un día y ha escalado casi 130 bolívares en un mes. En el demencial sistema cambiario venezolano, que mantiene un control de cambios desde febrero de 2003, hay otras dos cotizaciones que permutan cada dólar a cambio de 6,30 bolívares, reservado para la importación de alimentos básicos, y 12 bolívares por dólar, para otros insumos menos prioritarios.

De la cotización del dólar en el mercado negro, que es el marcador del costo de reposición de los artículos que no están regulados, los venezolanos tienen noticias a través de Internet. En un esfuerzo por evitar que se conozca el precio, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones ha bloqueado algunos dominios, pero sus creadores abren perfiles en las redes sociales para darla a conocer. El portal más conocido es Dólar Today, manejado por un grupo de venezolanos que residen fuera del país y que podrían pasar como ciudadanos inmigrantes sin vinculación alguna con la web. El presidente Nicolás Maduro los ha acusado de encabezar una “guerra económica”, al distorsionar el rígido control de precios establecido.

El precio parece responder menos a una creación diabólica y sí a las inexorables reglas del juego de la oferta y la demanda. Dólar Today ha explicado su metodología: colocan tres valores de referencia para fijar la cotización de la divisa estadounidense. El primero es el resultado de la tasa de cambio entre el bolívar y el peso colombiano en la fronteriza ciudad de Cúcuta; el segundo se calcula dividiendo la liquidez monetaria entre las reservas internacionales de Venezuela; y el tercero es el promedio de los dos anteriores.

Que el bolívar se deprecie con tanta velocidad es otra prueba del colapso del modelo económico chavista. Caracas necesita una cotización elevada del barril de petróleo, que ingresa el 96% de las divisas al fisco nacional, para pagar el elevado gasto público que se revierte en apoyo popular.

Obama logra el aval del Senado a su política comercial

0 comentarios
La política comercial de la Casa Blanca recibió la noche del viernes su mayor espaldarazo al conceder el Senado poderes al presidente Barack Obama para negociar directamente acuerdos comerciales, como que el intenta cerrar con los países de la cuenca del Pacífico o la Unión Europea.

Bajo suspense y tras intensas negociaciones, el Senado, de mayoría republicana, aprobó -con 62 votos a favor y 37 en contra- dotar al mandatario estadounidense de la capacidad de negociar directamente el acuerdo final sin que el Congreso pueda enmendarlo.

Obama logró minimizar la rebelión inicial de su partido y 14 senadores demócratas votaron a favor.

La propuesta, conocida como fast track (vía rápida) en la jerga comercial, tiene que ser revalidada ahora por la Cámara de Representantes, donde se espera que afronte mayor resistencia: solo 17 de los 30 legisladores demócratas que se calculan necesarios para que salga adelante, han garantizado su apoyo y un amplio sector del Partido Republicano rechaza cualquier gesto hacia Obama.

El proyecto establece que durante tres años, renovables por otros tres, los legisladores se limitarían a aprobar o rechazar cualquier tratado comercial, lo que refuerza la posición estadounidense en las actuales negociaciones -más avanzadas que las del tratado con la UE- con otros once países -americanos y asiáticos- de la cuenca del Pacífico.

Todos representan, junto a Estados Unidos, el 40% de la economía y un tercio del comercio mundial. Los detractadores del tratado esgrimen que puede desencadenar deslocalizaciones y rebajas salariales. Los partidarios alegan que amplía las oportunidades económicas.
ElPais.com

Los costes de vivir en un planeta conectado 24 horas al día

0 comentarios
Por: Jonathan Crary 

La vida sin pausa propia del capitalismo del siglo XXI provoca conflictos que son inseparables de las configuraciones del sueño y la vigilia, la iluminación y la oscuridad, la justicia y el terror. Genera indefensión y vulnerabilidad. La fórmula 24/7 [24 horas al día, siete días a la semana] sirve para evocar una constelación de poderosos procesos de nuestro mundo contemporáneo caracterizados por la actividad, la acumulación, la producción, las compras, la comunicación, el juego, o cualquier otra cosa, incesantes. Ya sea en el trabajo o en el tiempo libre, existe una imposibilidad cada vez mayor de hacer una pausa, de estar desconectado.

24/7 significa la imposición generalizada a la vida humana de una duración sin interrupciones, de un tiempo homogéneo que ya no transcurre.Trasciende al tiempo del reloj y se define por un principio de funcionamiento y operación continuos.
24/7 significa que no hay intervalos de calma, silencio, o descanso y retiro. Igualmente importante es que se trata de una condición de exposición y visibilidad permanentes, un mundo iluminado ininterrumpidamente en el cual nada de lo íntimo puede permanecer oculto o en el ámbito privado. Es sinónimo de la implacable traducción a valor monetario de cualquier intervalo de tiempo posible o de cualquier relación social concebible, de hacer todos los elementos de nuestras vidas convertibles a los valores del mercado. La mayoría de los motores básicos de la vida humana —el hambre, la sed, el deseo sexual, y, desde hace poco, la necesidad de amistad— han sido transformados artificialmente en formas mercantilizadas o financializadas. Sin embargo, la gran excepción es el sueño. El sueño, en cambio, representa esa parte de las necesidades humanas y de los intervalos de tiempo que no pueden ser colonizados o conectados a una enorme máquina de obtener rentabilidad. Lo extraordinario del sueño en esta era es que de él no se puede extraer absolutamente ningún valor monetario.

En su profunda inutilidad, su absoluta pasividad y su inmensa pérdida de tiempo de producción y consumo, el sueño entrará siempre en colisión con las exigencias de un universo 24/7. La gran parte de nuestras vidas que pasamos dormidos, liberados de tener que satisfacer mecánicamente la proliferación de falsas necesidades, es uno de los grandes desafíos humanos a la voracidad del capitalismo contemporáneo. El sueño es una interrupción intransigente del robo de nuestro tiempo por parte del capitalismo. Nuestro actual sistema económico mundial de mercados 24/7 y de producción y consumo incesantes es fundamentalmente incompatible con la pausa de inactividad del sueño humano. Para mí, es una fuente de optimismo que haya un intervalo en el tiempo humano que sea imposible de conquistar en la práctica por la lógica del mercado y de otras fuerzas de control. El sueño puede sufrir perjuicios o mermas a causa de esa vida sin pausa inducida por las nuevas tecnologías y la globalización, pero nunca podrá ser totalmente colonizado o racionalizado. Ahora nuestra meta debería consistir en concentrarnos en otros espacios y actividades que necesiten ser defendidos de su traducción en valor financiero, ya sea en el lugar de trabajo, en el medio ambiente, en la educación, en la agricultura o en muchas otras áreas en crisis.

El sistema 24/7 ha suplantado la mayor parte de las notas distintivas rítmicas y periódicas de la vida humana que florecieron durante miles de años. Connota un esquema arbitrario y rígido de la semana, privado de la variopinta indeterminación de la experiencia vital. Como señalaba al principio, muchas instituciones del mundo desarrollado llevan décadas funcionando 24 horas al día siete días a la semana, sobre todo desde la implantación de las comunicaciones por satélite. Pero no ha sido hasta hace poco, en los últimos 10 o 15 años, cuando la elaboración de la propia identidad personal y social está siendo reorganizada para adaptarla al funcionamiento ininterrumpido de los mercados, las redes de información y otros sistemas.

El tiempo para el descanso es demasiado caro para ser posible en la actual economía global

Un entorno 24/7 tiene la apariencia de un mundo social, pero en realidad es un modelo no social de conducta maquinal y una suspensión del acto de vivir que encubre el coste humano exigido para sostener su efectividad. Se debe distinguir de lo que Georg Lukács y otros definieron a principios del siglo XX como el tiempo vacío y homogéneo de la modernidad, el tiempo métrico o de calendario de los países, de las finanzas o de la industria, del cual estaban excluidas las esperanzas o los proyectos de los individuos o de la clase trabajadora. La novedad es el abandono generalizado de todo fingimiento de que el tiempo va unido a cualquier proyecto a largo plazo, incluso a fantasías de “progreso” o desarrollo. Un mundo sin sombras, iluminado 24 horas al día siete días a la semana, es el sueño capitalista final de la poshistoria, en la que la alteridad que constituye el motor del cambio histórico ha sido suprimida.

24/7 es un tiempo de indiferencia, frente a la cual quedan al desnudo la fragilidad y la precariedad de la vida humana, y en el que el sueño no es necesario ni inevitable. Con respecto al trabajo, hace verosímil, incluso normal, la idea de trabajar sin pausa, sin límite. 24/7 está alineado con lo inanimado, lo inerte o lo exento de envejecer. Como una exhortación publicitaria, proclama la disponibilidad absoluta, y por lo tanto, las necesidades ininterrumpidas y la incitación a ellas, pero también su insatisfacción perpetua. La ausencia de restricciones al consumo no es simplemente temporal. Hace tiempo que dejamos atrás la época en la que se acumulaban principalmente cosas. En la actualidad nuestros cuerpos y nuestras identidades asimilan una sobrecarga en continua expansión de servicios, imágenes, procedimientos o substancias químicas hasta un límite maligno o, a menudo, fatal. La supervivencia a largo plazo del individuo es cada vez más prescindible a tenor del abandono del Estado de bienestar, así como de cualquier forma de capitalismo mitigada o controlada. Se rechaza la necesidad de cualquier intermedio de pausa o quietud. El tiempo para el descanso, la salud o el bienestar es sencillamente demasiado caro para ser posible dentro de la actual economía global.

De forma similar, el sistema 24/7 es inseparable de la catástrofe medioambiental por su declaración de gasto permanente, de derroche infinito con la consiguiente alteración terminal de los ciclos de día y noche y de las estaciones de los cuales depende la integridad ecológica. Un rasgo destacado del mundo actual es la irrelevancia de cualquier noción de preservación o conservación. Tomemos el ejemplo de la incalculablemente valiosa selva del Yasuní, en Ecuador, hogar de poblaciones indígenas, pero también con un subsuelo rico en petróleo. Cuando el Gobierno planteó que no se llevarían a cabo perforaciones si se lograba reunir un fondo mundial de tan solo 3.000 millones de dólares (2.644 millones de euros) para compensar el sacrificio de los ingresos del petróleo, las instituciones más ricas del planeta apenas fueron capaces de prometer unos pocos millones.

La lección es que si en algún sitio hay recursos de cualquier clase de los que apropiarse o que explotar, tarde o temprano serán apropiados o explotados. Actualmente, en todo el planeta está teniendo lugar una frenética orgía ininterrumpida de saqueo y acumulación, ya sea la fracturación hidráulica, la minería del carbón, la perforación submarina, la agroindustria, el refinado tóxico de minerales o la contaminación de los océanos y los ríos. La lógica de esta expropiación de recursos exige que prosiga sin cesar, de la mañana a la noche, 24 horas al día siete días a la semana, sin dar tiempo a la regeneración de los sistemas vivientes y de los entornos. Tendemos a pensar que hemos entrado en una nueva era de mundos desmaterializados y virtuales de redes digitales, robótica y nanotecnología, pero la fuerza motriz que hay detrás del capitalismo del siglo XXI sigue siendo el expolio de las materias primas de la Tierra. E, inevitablemente, los inmensos proyectos de extracción de recursos que saquean el suelo y el agua son posibles con la intervención de la violencia militar y las formas represivas de poder político. Como ya sabemos, aunque prefiramos no pensar en ello, los dispositivos digitales que nos requieren 24 horas al día siete días a la semana y que definen quiénes somos, no podrían existir sin la expropiación destructiva y letal de la riqueza mineral del Sur global.

Pero también insisto en que las temporalidades sin pausa son corrosivas para el tejido de la vida social y la sociedad civil. Al fomentar una cultura vacía de autopromoción y autoabsorción, las tecnologías 24/7 perpetúan la ilusión de un tiempo sin espera, de una instantaneidad a demanda, de adquirir y tener manteniéndose aislado de la presencia física de otros y de cualquier sentido de la responsabilidad que esta pueda conllevar. El sistema 24/7 también mina la paciencia y la deferencia individuales que son cruciales para cualquier forma de democracia directa: la paciencia de escuchar a los otros y de esperar a que llegue el turno para hablar. El problema de esperar, de intervenir por turnos, está ligado a una incompatibilidad más amplia del capitalismo del 24/7 con cualquier práctica social en la que intervengan el compartir, la reciprocidad o la cooperación. Para los partidos y los grupos de izquierdas, el concepto de “política por Internet” es un oxímoron desastroso. Puede que las plataformas de las redes sociales tengan el potencial algorítmico de movilizar a gran cantidad de personas en torno a un solo tema o a un acontecimiento único, pero son intrínsecamente incapaces de alimentar una comprensión vivida de la interdependencia humana o de las prácticas fortalecedoras de apoyo mutuo basadas en la comunidad.

Como nos dicen muchos famosos teóricos de la política, cualquier clase de resistencia eficaz supone inventar al mismo tiempo nuevas maneras de vivir. Y aquí viene la parte difícil: antes de que cualquier nueva forma de vida social pueda surgir siquiera de forma provisional, tiene que haber un replanteamiento radical de cuáles son nuestras necesidades, un redescubrimiento de cuáles son nuestros deseos. Esto significa dejar por completo de comprar lo que se nos dice que necesitamos, y repudiar del todo el papel de consumidores. Significa rechazar activamente la letalidad de la cultura del dinero y todas las imágenes y fantasías tóxicas de riqueza material que nos rodean. Para aquellos de nosotros que tengamos hijos, significa abandonar las expectativas imposibles y desesperadas de éxito profesional y económico que les imponemos, y proporcionarles en cambio visiones de un futuro habitable compartido colectivamente. Pero estas son tan solo las primeras de las tareas preliminares, una preparación rudimentaria para las luchas políticas reales que están teniendo lugar actualmente y para aquellas que no tardarán en extenderse por doquier, en medio de la intensificación de la catástrofe ecológica, la polarización económica y la guerra imperial.

Jonathan Crary es profesor de Historia de Arte Moderno en la Universidad de Columbia de Nueva York. 24/7, su último libro está editado por Ariel.
Traducción de News Clips.

Murió John Nash, el Nobel de Economía por su contribución a la teoría de los juegos

0 comentarios
El matemático y premio Nobel de Economía John Nash murió este sábado junto a su esposa cuando el taxi en el que viajaba chocó en la ciudad de New Jersey, Estados Unidos. Su figura inspiró a la película "Una mente brillante", que protagonizó el actor Russel Crowe.

Nash (86) y su esposa Alicia (82) murieron cuando el vehículo en que viajaban intentó adelantarse a otro y se estrelló contra el guardacarril, según el reporte preliminar de la Policía de New Jersey que publicó el portal NJ.com. La pareja no llevaba cinturón de seguridad y salió despedida.

El accidente se produjo cuando la pareja arribó al aeropuerto tras su llegada de Noruega, donde recibió el Premio Abel de matemáticas que otorga el rey Harald V.

Nash ganó el Nobel en 1994 por su contribución académica a la teoría de los juegos y combatió contra la esquizofrenia paranoica durante toda su vida, con la ayuda de su esposa. El matrimonio contribuyó a numerosas acciones benéficas para concienciar a la gente sobre la enfermedad.

El matemático pasó la mayor parte de su carrera en Princeton University y en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés). Es considerado una leyenda dentro de su profesión, dentro de la cual se ha especializado en ecuaciones.

Al conocer la noticia, Russel Crowe dejó sus condolencias en la red social Twitter: "Estoy aturdido. Mi corazón está con John, Alicia y su familia. Hermosos compañeros. Hermosas mentes. Hermosos corazones".

L’Oreal usará piel humana imprimida en 3D para sus investigaciones

23.5.15

0 comentarios
L'Oreal necesita piel humana. Mucha. Es por eso que el gigante de cosméticos francés ha anunciado, a principios de este mes, su asociación con la start-up Organovo, especializada en la impresión de componentes orgánicos, para encontrar la manera de realizar impresiones 3D de tejidos vivos que puedan ser utilizados para probar la toxicidad y eficacia de los productos. "Somos la primera empresa de belleza con la que Organovo ha trabajado", explicó Guive Balooch, vicepresidente mundial de tecnología incubadora de L'Oreal.

Esta no es la primera incursión de L'Oreal en la producción de piel. Buscando evitar la experimentación con animales, la compañía comenzó a cultivar dermis en los ochenta. De hecho, en Lyon (Francia) tienen instalaciones de laboratorio del tamaño de tres piscinas olímpicas, dedicadas íntegramente al crecimiento y análisis de tejidos humanos. Alrededor de 60 científicos trabajan en el lugar, y se cultivan más de 100.000 muestras de piel anualmente. O lo que es lo mismo aproximadamente cinco metros cuadrados de piel por año —54 pies cuadrados— aproximadamente lo equivalente a una piel de vaca. Cada muestra tiene un tamaño de 0,5 centímetros cuadrados. La más gorda es de un 1 milímetro de espesor.

Utilizando el método actual, las muestras de piel se cultivan a partir de tejidos donados por los pacientes de cirugía plástica en Francia y luego se cortan en rebanadas finas, que son desglosadas en células. Las células se colocan en bandejas, alimentadas con una dieta especial, patentada, y se exponen a señales biológicas que imitan las de la piel real. "Creamos un ambiente que es lo más parecido posible al del cuerpo de una persona", dice Balooch. Toma alrededor de una semana que las muestras se formen", añade "dado que la piel tiene diferentes capas y hay que cultivarlas en serie".

Con la ayuda de Organovo con base en San Diego, L'Oreal tiene como objetivo agilizar y automatizar la producción de la piel dentro de los próximos cinco años. La investigación para el proyecto se llevará a cabo en los laboratorios de Organovo y en el nuevo centro de investigación de L'Oreal en California. L'Oreal brindará su experiencia en piel y toda la financiación inicial, mientras Organovo, que ya está trabajando con empresas tecnológicas como Merck para imprimir tejidos de hígado y de los riñones, proporcionará la tecnología.

La tecnología de la estética

L'Oreal, que es más una empresa de tecnología que lo que mucha gente cree, gasta alrededor de 3,7% de sus ingresos —más de 1.000 millones de dólares al año— en investigación y desarrollo. Aproximadamente el doble del estándar de la industria, dice la analista de Bloomberg Deborah Aitken. Un ejército de unos 3.800 científicos de L'Oreal, en casi 50 países, trabaja en la creación de los avances de belleza. A su disposición hay máquinas especialmente diseñadas que hacen tareas como lavar el pelo una y otra vez o proporcionar imágenes en 3D de células que muestran diferentes materiales como el colágeno y la queratina.

L'Oreal tendrá derechos exclusivos sobre la piel impresa en 3D desarrollada con Organovo para todos los usos relacionados con la venta sin receta de productos para el cuidado de la piel. Organovo conservará los derechos de los modelos de tejido para las pruebas de eficacia de los medicamentos con receta, las pruebas de toxicidad, y el desarrollo y las pruebas de los tejidos terapéuticos o trasplantados quirúrgicamente.

Cómo contratar una hipoteca sin caer en los errores del pasado

0 comentarios
Las ejecuciones hipotecarias entre 2007 y 2014, según los datos publicados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), suman 604.489 pérdidas de hogares, segundas residencias, locales de negocio y otros inmuebles por impago de una hipoteca. Un drama que solo el año pasado se llevó por delante 80.749 préstamos hipotecarios y los inmuebles de aquellos que no pudieron hacer frente a la deuda. La cara más amarga y llamativa de las ejecuciones hipotecarias son los desahucios, llamados lanzamientos en terminología jurídica: solo en 2014 se produjeron 28.877. Si se tiene en cuenta que entre que se inicia el procedimiento de ejecución hipotecaria y se realiza el lanzamiento puede pasar un año o más, los 80.749 expedientes iniciados en 2014 y anteriores se irán reflejando en la perdida de hogares en 2015 y años venideros, por muy bien que evolucione la economía.

Del estallido de la burbuja inmobiliaria, poco se puede hacer más allá de paliar sus efectos, con normativas que verdaderamente liberen de las cargas perpetuas a los autónomos y familias que han perdido sus casas, además de buscar soluciones habitacionales efectivas a los que no tienen posibilidad de obtener un techo digno. Por otro lado, ya a futuro, se debería modernizar toda la normativa hipotecaria para equilibrar los derechos de los bancos y el de los clientes, actualmente escorada hacia el interés del sector financiero.

Lo que sí se puede hacer es aprender del pasado, así de no acabar, en un futuro, engrosando las funestas estadísticas del CGPJ. Formarnos en materia hipotecaria, informarnos de las ofertas del mercado, ser severos y prudentes en cuanto a nuestra capacidad de pagar la deuda, acudir al asesoramiento de profesionales sin vinculación con la entidad financiera; en otras palabras, conocer las claves para contratar una hipoteca de forma responsable.

¿Puedes pagar cómodamente la cuota?

La clave para que las familias no cometan los errores del pasado es que se pregunten y sepan responder —razonablemente— si pueden pagar cómodamente la cuota hipotecaria. Dejar la respuesta en manos de los bancos supone un riesgo que nadie debería cometer, ya que por falta de tiempo, información o incentivos, los analistas han demostrado no ser lo certeros que sería deseable.
Para saber si somos capaces de devolver la hipoteca, debemos calcular la cuota del préstamo no con el tipo actual, sino con un 5-5,5% y ver si esta mensualidad no supera el 30% o 40% de nuestros ingresos netos. La calculadora del Banco de España es muy útil para estos cálculos.

No te sientas demasiado confiado

Antonio Beltrán, director de Plus Majoristes Financers y experto independiente de iAhorro.com, asegura que “se ha incrementado nuevamente la flexibilidad en la concesión de hipotecas y es posible financiar hasta el 100%”. En relación al análisis de riesgo actual, garantiza que algunos “bancos líderes” ya están aplicando medidas, como calcular el ratio de endeudamiento sobre el 4,5% o el 5,5%, en lugar de sobre el tipo de interés actual: “Si el cliente puede pagar estos tipos, muy probablemente se le conceda la hipoteca”. Para evitar el sobreendeudamiento, las entidades comprueban la procedencia del dinero que se va a utilizar. En caso que se informe de que algún familiar ha dejado el dinero, los bancos solicitan los movimientos de cuenta de los prestatarios para cerciorarse que la cifra que el cliente aporta a la compra “procede de ahorros y no de un préstamo personal”.

Por otro lado, Beltrán percibe que la información financiera media del consumidor ha mejorado, pero no se traduce aún en una mayor responsabilidad: “Encontramos más consumidores con mayor información gracias a Internet y portales de comparación, pero no hay un aprendizaje de lo ocurrido en términos de prudencia y en comprender que la concesión de la hipoteca se tiene que ajustar a los ratios de endeudamiento. Pienso que esto es debido a la edad de los que compran y la ilusión de esta nueva vida”. Por otro lado, el experto comenta que los que sí han aprendido más son los padres, potenciales avalistas que ya no aceptan firmar y arriesgar todo su patrimonio presente y futuro. “Los compradores actuales ya no tienen la percepción de que van a especular con la vivienda”, concluye.

Cuidado con los productos vinculados

Junto al préstamo hipotecario, las entidades ofrecen otro tipo de productos, más o menos relacionados con la financiación, además de vincularnos con ellos domiciliando nómina y recibos. Si estos productos interesan al cliente y tienen características competitivas, nada malo hay en que se les ofrezca. Los problemas empiezan cuando el seguro es más caro que si lo contratamos directamente con una aseguradora, o el plan de pensiones es menos rentable que otros de su misma categoría, o cuando se pide un gasto de tarjeta mínimo a una familia que lo que busca es ahorrar, no gastar.

“Las entidades bancarias no pueden ya obligar a los consumidores a contratar paquetes cerrados vinculados a la hipoteca tales como otros préstamos, fondos o seguros” explica el experto en seguros Carlos Lluch. La directiva hipotecaria así lo establece, por considerar que es práctica abusiva; deberá ser traspuesta a nuestra legislación antes de finales de febrero de 2016 pero, como toda directiva, ya es exigible en su cumplimiento y el Banco de España se hace eco de la misma. La realidad del mercado —con ofertas recientes como la hipoteca del BBVA a Euríbor+ 1,25%—, es que se sigue vinculando los tipos de interés a la contratación de otros productos, y “no en todos los casos se ahorra, pues suelen ofrecer seguros más caros que en el mercado libre”, continua Lluch. “Según varias asociaciones de consumidores, estos seguros no tienen la calidad de otros productos, por lo que en caso de siniestro se pueden perder varios miles de euros como resultado de una mala elección”, zanja.

Si el banco nos intenta obligar a contratar productos vinculados para concedernos la hipoteca, Lluch mantiene que “no solo es una práctica penalmente castigada sino también prohibida por la Ley de Mediación de seguros y por la Ley de Consumidores y Usuarios”. Si consideramos que el banco no cumple, deberíamos denunciar ante la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, el Banco de España y la Autoridad de Consumo, todas ellas vías gratuitas.

¿Los bancos han cambiado su actitud?

Chantal Catalá, doctora en derecho, asegura que “los bancos siguen actuando con prepotencia; sus empleados siguen haciendo afirmaciones falsas que confunden al cliente, con argumentos falaces que justifican en base a una supuesta normativa interna que no debería afectar al cliente”.

Lo que sí se nota es el mayor esfuerzo de algunas entidades en materia de transparencia, pero aún con muchas carencias: “Se nota intentan ser más claros y se agradece que te pongan en previsión de lo que puede pasar si el Euríbor se pusiera al nivel medio de los últimos años y al más alto. No obstante, en la hipoteca a tipo fijo no queda nada claro el concepto de compensación por pérdida para el banco en caso de cancelación anticipada. Siguen usando nombres técnicos que el cliente no entiende. Especialmente curioso es que traten de vender como bajas las comisiones por cancelación anticipada, cuando en realidad son las más altas que les autoriza la legislación —0,5% los cinco primeros años y 0,25% después—”.

Debemos de tener claro que los bancos aún no han aprendido del todo la lección básica: que solo concediendo hipotecas responsables y transparentes a clientes que las entienden y las pueden pagar, dando una flexibilidad pactada en caso de problemas puntuales futuros, en España tendremos un mercado hipotecario competitivo y sano.

Cómo se mueve el dinero en el mundo

0 comentarios
La volatilidad que ha atrapado a los mercados en este mes de mayo ha enfrentado a los inversores con una evidencia a la que se habían resistido por largo tiempo en reparar. El rally de la deuda soberana, alimentado durante la crisis por una política de estímulos monetarios a escala planetaria, no es infinito y promete tener un punto de inflexión inevitable cuando la Reserva Federal estadounidense suba los tipos de interés, por primera vez en 10 años. Este movimiento pondrá fin a una larga época de dinero barato, en la que las carteras de renta fija se iban apreciando a medida que descendían las rentabilidades.

El primer aviso ha llegado este mes, cuando las rentabilidades de los bonos soberanos de la zona euro han registrado un fulminante repunte, apaciguado en los últimos días. La perspectiva del alza de tipos en Estados Unidos, que está marcada a fuego en el horizonte de los inversores, se sumó a un factor mucho más inmediato y capaz de desencadenar las ventas: los precios estratosféricos que habían alcanzado muchos activos, con el bund alemán casi rozando el cero en rentabilidad.

Y en esa oleada de ventas, ha irrumpido el debate de si la deuda ha completado ya su recorrido vital como activo en el que invertir. De la respuesta a esa pregunta depende la marcha del conjunto del mercado, puesto que la renta fija es el punto de apoyo sobre el que los bancos centrales –con el BCE como último protagonista– han hecho girar a la inversión en el mundo. Los estímulos monetarios han abaratado la financiación y dirigido la inversión hacia la Bolsa, dejando su huella en las divisas y las materias primas en un engranaje que va a comenzar a moverse a otra velocidad.

¿Simple corrección?

El rendimiento de bund alemán ha repuntado en el inicio del mes de mayo de forma fulminante: del 0,165% del 22 de abril al 0,702% de mitad de mediados de mes. Esta semana se ha estabilizado en niveles del 0,6%, lo que refuerza la tesis de quienes defienden de que ese movimiento –a la inversa de su precio– se debe a una corrección.

Para Nomura, se trata de una “oportunidad táctica” para seguir comprando bonos soberanos de la zona euro. Después de todo, el BCE va a seguir hasta al menos septiembre de 2016, según insiste en recordar la institución, adquiriendo bonos soberanos por importe de 60.000 millones de euros al mes. Una fuerza arrolladora de compras capaz de seguir impulsando los precios y que ahora también encontraría su propia oportunidad de comprar algo más barato después de la reciente corrección.

“No ha habido un pánico vendedor en el mercado de bonos en los últimos movimientos y tampoco estamos ante el umbral de un mayor deterioro del crédito”, argumenta Chris Iggo, director de inversiones de la gestora de fondos de AXA.

Economía global aún débil

En definitiva, el miedo al impago no sería motivo para una avalancha de ventas que disparara las rentabilidades, como sucedía en los momentos más crudos de la crisis soberana de la zona euro. Aun al contrario, la reciente alza de rentabilidades también se ha basado en cierta percepción de los inversores de que la economía y la inflación comienzan a mejorar lo suficiente como para pensar que el estímulo del BCE, y su poderío comprador de deuda, finalizarán antes de lo previsto. Una tesis que, en opinión de varias firmas de análisis, tampoco se sostiene a la vista de las últimas cifras económicas, lo que augura la continuidad del abrigo protector de Mario Draghi.

“Los datos de crecimiento e inflación de la zona euro han mejorado y la rentabilidad de los bonos ha reaccionado en respuesta. Pero la realidad es que hay falta de actividad en la economía de la zona euro y el BCE no replegará su programa de compras masivas antes del final que ha previsto, para septiembre de 2016”, señala Royal Bank of Scotland. Su estimación de inflación para finales de 2016 es de apenas el 1,4%, aún lejos del objetivo cercano al 2% que pretende el BCE. “En conclusión, creemos que el BCE continuará actuando de ancla para la rentabilidad de los bonos”, añade la firma.

Una panorámica sobre el resto de la economía mundial tampoco invita a la euforia sobre el crecimiento. “Fuera de Europa es difícil encontrar una razón para ser más optimista sobre la imagen global del crecimiento”, apunta Nomura, que advierte de las señales de fragilidad de la economía estadounidense y china. De hecho, las actas de la última reunión de la Reserva Federal, conocidas esta semana, han alejado ya definitivamente la expectativa de un alza de tipos en Estados Unidos tan pronto como el próximo junio.

La institución acordó que sería prematuro subir los tipos de interés en junio a la vista de que el avance de la inflación está todavía eclipsado por un “debilitado mercado laboral y datos flojos de la economía”. El PIB estadounidense defraudó en el primer trimestre con un alza del 0,2%, frente al 1% que esperaba el consenso de mercado, una debilidad en buena parte atribuible a la época invernal pero que también se estaría prolongando en cierto modo en la primavera.

Nueva era a futuro

Lo sucedido en mayo en el mercado de renta fija, que ha tenido también su reflejo en la Bolsa –donde igualmente calaron las caídas– “es más bien una corrección, no un cambio de tendencia”, defiende Manuel Arroyo, director de estrategia de J.P. Morgan Asset Management España y Portugal. En su opinión, el entorno actual aún ofrece oportunidades de rentabilidad para la renta fija, aunque de forma cada vez más selectiva, analizando cada país y cada empresa emisora. “Si observamos lo sucedido en los últimos 30 años, el margen para seguir ganando en la renta fija es cada vez más limitado. En carteras con duraciones a largo y medio plazo, de hasta 5 ó 6 años, se puede perder dinero”, advierte. Si bien recuerda también que el margen de rentabilidad, aunque más escondido, sigue ahí gracias a que el BCE y el Banco de Japón aún mantienen sus estímulos y a que “la baja inflación es un entorno favorable para el inversor en bonos”, ya que las bajas rentabilidades no se ven anuladas por unos precios al alza.

Los gestores coinciden de forma unánime en la dificultad que plantea la gestión de la renta fija en un entorno global en el que las políticas de los bancos centrales han contribuido a dejar por los suelos las rentabilidades.

BlackRock, una de las mayores gestoras del mundo, recuerda que al inicio de este año, “más de veinte bancos centrales han relajado o recortado sus tipos de interés de un modo o de otro. Junto con otro primer trimestre marcado por la debilidad del crecimiento en Estados Unidos, las acciones de los bancos centrales han contribuido al desplome hasta cero de las rentabilidades en numerosos segmentos de la renta fija”. Y añade en este sentido que “sencillamente, no hay suficientes títulos de renta fija de calidad para satisfacer tanta demanda y las rentabilidades reducidas son, a día de hoy, un gran desafío para las instituciones a escala mundial”.

Para Alberto Spagnolo, director de inversiones de Julius Baer, el entorno actual es desafiante de cara al futuro. “Estamos en un momento de cambio, lo difícil es ver qué alcance tiene. La idea de la renta fija como activo de inversión fácil, con alta rentabilidad recurrente, seguridad y poco riesgo está en cuestión”.

Explosión controlada

Los inversores cuentan con que el BCE comprará 60.000 millones de euros en bonos soberanos hasta septiembre de 2016. Pero, ¿qué pasará después? El anuncio de la Reserva Federal, en mayo de 2013, de su intención de ir retirando de forma paulatina los estímulos activados para combatir la crisis provocó un verdadero terremoto en los mercados a nivel internacional. Y en este mes de mayo se ha visto el mayor incremento en la rentabilidad del bund desde entonces.

Aquella decisión de la Fed desencadenó una retirada de inversiones desde los países emergentes hacia el dólar, por lo que suponía de promesa futura de alza de tipos en Estados Unidos. Las divisas emergentes se devaluaron con fuerza, demostrando la vulnerabilidad de unas economías a las que había beneficiado ampliamente la abundancia de liquidez y el apetito inversor. El modo en que el BCE retire sus estímulos, en un mercado en que la Fed ya habrá subido tipos, será un momento clave. “Lo ocurrido en los últimos años ha sido un experimento monetario a nivel mundial y empieza por la renta fija. Se abre un largo período de volatilidad”, concluye Spagnolo.
Cincodias.com

Perú es la "envidia del mundo" por crecimiento económico y reducción de pobreza

25.2.15

0 comentarios
El presidente de Estados Unidos Barack Obama sostuvo que Perú se ha convertido en la "envidia del mundo" por su "sobresaliente" crecimiento económico en la última década, que ha permitido sacar de la pobreza a millones de peruanos.

Destacó, asimismo, que el Perú es un "aliado leal" de Estados Unidos en muchos temas, y los esfuerzos comunes de ambos países en la promoción de la gobernabilidad democrática y el combate al terrorismo.

Obama hizo estos comentarios durante el encuentro que sostuvo en el salón oval de la Casa Blanca con el nuevo embajador peruano en Washington, Luis Miguel Castilla, quien en la víspera presentó sus cartas credenciales.

"Nuestros dos países están cada vez más unidos por experiencias educativas comunes, el turismo y los lazos familiares”, señaló Obama.

Mencionó el enfoque prioritario del gobierno del presidente Ollanta Humala sobre "uno de mis temas favoritos, así como de la primera dama, y que consiste en el intercambio educativo”.

Castilla, por su parte, expresó a Barack Obama el deseo del mandatario peruano de fortalecer y profundizar las relaciones bilaterales.

Resaltó que el gobierno peruano está comprometido con la preservación de los valores democráticos, los derechos humanos, la justicia, la paz y la seguridad.

Subrayó a su vez las reformas impulsadas por el presidente Ollanta Humala para lograr la inclusión social, así como la continuidad de las políticas de estado en áreas clave como la estabilidad macroeconómica, la apertura y la promoción de la inversión privada.

El diplomático peruano también dijo que Estados Unidos es una vez más el principal socio comercial del Perú, desplazando a China a un segundo lugar.

“En seis años, nuestro acuerdo de libre comercio ha dinamizado el comercio y las inversiones bilaterales. Sin embargo, estos beneficios se pueden ampliar aún más incrementando proyectos conjuntos entre nuestras pequeñas y medianas empresas”, expresó.

Castilla dijo que su gestión fomentará una presencia más activa de las empresas estadounidenses en los procesos de licitación del Perú, para lo cual se propone mejorar las capacidades de la embajada peruana y de los representantes de las agencias peruanas de promoción acreditadas en Estados Unidos.

“Otro de los ejes fundamentales de nuestra gestión será atender las necesidades y requerimientos de la diáspora peruana, promoviendo iniciativas concretas que mejoren su calidad de inserción en este país”, agregó el exministro de economía del actual gobierno peruano.

Componentes del Control Interno

14.2.15

0 comentarios
¿Qué se entiende por Control Interno?

Hace tiempo los altos ejecutivos buscan maneras de controlar mejor las empresas que dirigen. Los controles internos se implantan con el fin de detectar, en el plazo deseado, cualquier desviación respecto a los objetivos de rentabilidad establecidos por la empresa y de limitar las sorpresas. Dichos controles permiten a la dirección hacer frente a la rápida evolución del entorno económico y competitivo, así como a las exigencias y prioridades cambiantes de los clientes y adaptar su estructura para asegurar el crecimiento futuro.

El sistema de control interno está entrelazado con las actividades operativas de la entidad y existe por razones empresariales fundamentales. Es más efectivo cuando los controles se incorporan a la infraestructura de la sociedad y forman parte de la esencia de la empresa. Mediante los controles “incorporados” se fomenta la calidad y las iniciativas de delegación de poderes. Se evitan gastos innecesarios y se permite una respuesta rápida ante las circunstancias cambiantes.

Los controles internos fomentan la eficiencia, reducen el riesgo de pérdida de valor de los activos y ayudan a garantizar la fiabilidad de los estados financieros y el cumplimiento de las leyes y normas vigentes. El control interno se define como un proceso, efectuado por el personal de una entidad, diseñado para conseguir unos objetivos específicos. La definición es amplia y cubre todos los aspectos de control de un negocio, pero al mismo tiempo permite centrarse en objetivos específicos.

“El control interno es un proceso efectuado por el directorio, la dirección y el resto del personal de una entidad, diseñado con el objeto de proporcionar un grado de seguridad razonable en cuanto a la consecución de los objetivos dentro de las siguientes categorías”:

Eficacia y eficiencia de las operaciones
Fiabilidad de la información financiera
Cumplimiento de las leyes y normas aplicables

El primer aspecto clave de la definición propuesta es que se trata de un proceso. En consecuencia los controles internos no deben ser hechos o mecanismos aislados, o decretos de la dirección, sino una serie de acciones, cambios o funciones que, en conjunto, conducen a cierto fin o resultado. Esto por sí solo extiende el concepto de control interno más allá de la noción tradicional de controles financieros, para convertir el control interno en un sistema integrado de materiales, equipo, procedimientos y personas.

La siguiente frase de la definición, efectuado por el personal de una entidad, indica que el control interno es asunto de personas. Ninguna organización puede conocer todos los riesgos actuales y potenciales a los que está expuesta en cualquier momento determinado y desarrollar controles para hacer frente a todos y cada uno de ellos. En consecuencia las personas que componen la organización deben tener conciencia de la necesidad de evaluar los riesgos y aplicar controles, y deben estar en condiciones de responder adecuadamente a ello.

Puede decirse que la parte más importante de la definición es que se alcanzarán los objetivos. Los controles internos no son elementos restrictivos sino que posibilitan los procesos, permitiendo y promoviendo la consecución de los objetivos porque se refieren a los riesgos a superar para alcanzarlos. No se trata sólo de los objetivos relacionados con la información financiera y el cumplimiento de la normativa, sino también de las operaciones de gestión del negocio. Esta manera de ver los controles da valor a las tareas de evaluación y perfeccionamiento de los controles internos y se convierten en responsabilidad de todos.

El nuevo enfoque de control interno aporta elementos que deben ser de dominio de todos los trabajadores de las organizaciones empresariales y se enmarcan dentro de los cinco elementos que analizaremos a continuación.

Los cinco componentes del control interno

Dentro del marco integrado se identifican cinco elementos de control interno que se relacionan entre sí y son inherentes al estilo de gestión de la empresa. Los mismos son:

Ambiente de Control.
Evaluación de Riesgos.
Actividades de Control.
Información y Comunicación.
Supervisión o Monitoreo.

Importancia de los componentes:

¿Los cinco componentes del control interno son importantes?
Bueno, sino fueran importante no existirían y el equipo multidisciplinario que elaboró el informe COSO no los hubiera analizado y expuesto tan exquisitamente, en dicho informe como los componentes del control interno. Tampoco aparecieran en la Resolución No. 297-2003 del MFP como aspectos a desarrollar dentro del Sistema de Control Interno (SCI).

Vamos a hacer un análisis de la importancia de los cinco componentes mirándolos desde el punto de vista de los objetivos organizacionales y la interrelación que existe entre ambos. La definición, establecimiento y aplicación de los objetivos organizacionales es el requisito primario para poder introducir en la organización un SCI.

Existe un proverbio del Corán muy ilustrativo que vamos a tener en cuenta en nuestro análisis, el cual citamos: “Si no sabes a donde ir, no hay camino que te lleve”.

Partiremos del proverbio anterior para ilustrar la relación entre objetivos organizacionales y componentes de control interno.

“Si no sabes a dónde ir,…”

Los objetivos organizacionales te indican la dirección, te ubican, te dicen a donde ir. Deben ser enunciados por escrito definiendo los resultados a alcanzar en un periodo determinado. Los objetivos son el QUÉ: ¿Qué resultados queremos o necesitamos lograr?

¿Cuál es la importancia de los objetivos?

Los objetivos proporcionan un sentido de dirección, sin ellos los individuos al igual que las organizaciones tienden a la confusión, reaccionan ante los cambios del entorno sin un sentido claro de lo que en realidad quieren alcanzar.
Nos dicen cómo debe funcionar nuestro sistema, nos da la estructura, la organización.
Nos ayudan a evaluar nuestro progreso pues un objetivo claramente establecido, medible y con una fecha específica, fácilmente se convierte en un estándar de desempeño que permite a los individuos evaluar sus progresos. Por lo tanto, los objetivos son una parte esencial del control.

De lo anterior se desprende que en una empresa debe dirigirse por objetivo, lo que significa que tanto los gerentes como los subordinados de una organización conjuntamente, identifican sus metas comunes, definen las áreas principales de responsabilidad de cada persona en término de los resultados que de él se esperan y emplear estas medidas como guías para el manejo de la unidad y para evaluar la contribución de cada uno de sus miembros.

“…., no hay camino que te lleve”

Si los objetivos organizacionales te indican la dirección, hacia dónde ir, el resultado a lograr, los cinco componentes del control interno constituyen caminos para el logro de los objetivos de la organización, de los resultados planificados y el buen funcionamiento de la misma, coincidiendo con los objetivos esenciales de todo proceso de cambio que están enfocados al funcionamiento y los resultados empresariales.

Los componentes del control interno son el cuerpo del sistema y existen por las funciones que desarrollan cada uno de ellos. Proporcionan un grado de seguridad razonable en cuanto a la consecución de los objetivos dentro de las siguientes categorías”:

Eficacia y eficiencia de las operaciones
Fiabilidad de la información financiera
Cumplimiento de las leyes y normas aplicables

¿Cuáles son las funciones fundamentales de los componentes que llevan al cumplimiento de los objetivos?

Para analizar cada componente partiremos del concepto dado en el Informe COSO sobre control interno: “el control interno se define como un proceso, efectuado por el personal de una entidad, diseñado para conseguir unos objetivos específicos. La definición es amplia y cubre todos los aspectos de control de un negocio, pero al mismo tiempo permite centrarse en objetivos específicos. El control interno consta de cinco componentes relacionados entre sí que son inherentes al estilo de gestión de la empresa. Estos componentes interrelacionados sirven como criterios para determinar si el sistema es eficaz”, ayudando así a que la empresa dirija de mejor forma sus objetivos y ayuden a integrar a todo el personal en el proceso.

Ilustraremos de forma gráfica los cinco elementos que deben actuar en forma conjunta para que se pueda generar un efectivo control interno en las empresas.

Aunque los cinco criterios deben cumplirse, esto no significa que cada componente haya de funcionar de forma idéntica, ni siquiera al mismo nivel, en distintas entidades. Puede existir una cierta compensación entre los distintos componentes, debido a que los controles pueden tener múltiples propósitos, los controles de un componente pueden cumplir el objetivo de controles que normalmente están presentes en otros componentes. Por otra parte, es posible que existan diferencias en cuanto al grado en que los distintos controles abarquen un riesgo específico, de modo que los controles complementarios, cada uno con un efecto limitado, pueden ser satisfactorios en su conjunto.

Existe una interrelación directa entre las tres categorías de objetivos, que son los que una entidad se esfuerza para conseguir, y los componentes, que representan lo que se necesitan para lograr dichos objetivos. Todos los componentes son relevantes para cada categoría de objetivo. Al examinar cualquier categoría por ejemplo, la eficacia y eficiencia de las operaciones, los cinco componentes han de estar presente y funcionando de forma apropiada para poder concluir que el control interno sobre las operaciones es eficaz.

Si se examina la categoría relacionada con los controles sobre la información financiera, por ejemplo, se deben cumplir los cinco criterios para poder concluir que el control interno de la información financiera es eficaz.

¿Qué aporta cada componente?

Entorno de control:

El entorno de control marca la pauta del funcionamiento de una empresa e influye en la concienciación de sus empleados respecto al control. Es la base de todos los demás componentes del control interno, aportando disciplina y estructura. Los factores del entorno de control incluyen la integridad, los valores éticos y la capacidad de los empleados de la empresa, la filosofía de dirección y el estilo de gestión, la manera en que la dirección asigna autoridad y las responsabilidades y organiza y desarrolla profesionalmente a sus empleados y la atención y orientación que proporciona al consejo de administración.

“El núcleo de un negocio es su personal (sus atributos individuales, incluyendo la integridad, los valores éticos y la profesionalidad) y el entorno en que trabaja, los empleados son el motor que impulsa la entidad y los cimientos sobre los que descansa todo”.

El Entorno de control propicia la estructura en la que se deben cumplir los objetivos y la preparación del hombre que hará que se cumplan.

Evaluación de los riesgos:

Las organizaciones, cualquiera sea su tamaño, se enfrentan a diversos riesgos de origen externos e internos que tienen que ser evaluados. Una condición previa a la evaluación del riesgo es la identificación de los objetivos a los distintos niveles, vinculados entre sí e internamente coherentes. La evaluación de los riesgos consiste en la identificación y el análisis de los riesgos relevantes para la consecución de los objetivos, y sirve de base para determinar cómo han de ser gestionados los riesgos. Debido a que las condiciones económicas, industriales, legislativas y operativas continuarán cambiando continuamente, es necesario disponer de mecanismos para identificar y afrontar los riesgos asociados con el cambio.

“La entidad debe conocer y abordar los riesgos con que se enfrenta, estableciendo mecanismos para identificar, analizar y tratar los riesgos correspondientes en las distintas áreas”.

Aunque para crecer es necesario asumir riesgos prudentes, la dirección debe identificar y analizar riesgos, cuantificarlos, y prever la probabilidad de que ocurran así como las posibles consecuencias.

La evaluación del riesgo no es una tarea a cumplir de una vez para siempre. Debe ser un proceso continuo, una actividad básica de la organización, como la evaluación continua de la utilización de los sistemas de información o la mejora continua de los procesos.

Los procesos de evaluación del riesgo deben estar orientados al futuro, permitiendo a la dirección anticipar los nuevos riesgos y adoptar las medidas oportunas para minimizar y/o eliminar el impacto de los mismos en el logro de los resultados esperados. La evaluación del riesgo tiene un carácter preventivo y se debe convertir en parte natural del proceso de planificación de la empresa.

Actividades de control:

Las actividades de control son las políticas y los procedimientos que ayudan a asegurar que se lleven a cabo las instrucciones de la dirección de la empresa. Ayudan a asegurar que se tomen las medidas necesarias para controlar los riesgos relacionados con la consecución de los objetivos de la empresa. Hay actividades de control en toda la organización, a todos los niveles y en todas las funciones.

“Deben establecerse y ajustarse políticas y procedimientos que ayuden a conseguir una seguridad razonable de que se llevan a cabo en forma eficaz las acciones consideradas necesarias para afrontar los riesgos que existen respecto a la consecución de los objetivos de la unidad”.

Las actividades de control existen a través de toda la organización y se dan en toda la organización, a todos los niveles y en todas las funciones, e incluyen cosas tales como; aprobaciones, autorizaciones, verificaciones, conciliaciones, análisis de la eficacia operativa, seguridad de los activos, y segregación de funciones.

En algunos entornos, las actividades de control se clasifican en; controles preventivos, controles de detección, controles correctivos, controles manuales o de usuario, controles informáticos o de tecnología de información, y controles de la dirección. Independientemente de la clasificación que se adopte, las actividades de control deben ser adecuadas para los riesgos.

Hay muchas posibilidades diferentes en lo relativo a actividades concretas de control, lo importante es que se combinen para formar una estructura coherente de control global.

Las empresas pueden llegar a padecer un exceso de controles hasta el punto que las actividades de control les impidan operar de manera eficiente, lo que disminuye la calidad del sistema de control. Por ejemplo, un proceso de aprobación que requiera firmas diferentes puede no ser tan eficaz como un proceso que requiera una o dos firmas autorizadas de funcionarios componentes que realmente verifiquen lo que están aprobando antes de estampar su firma. Un gran número de actividades de control o de personas que participan en ellas no asegura necesariamente la calidad del sistema de control.

Información y comunicación:

Se debe identificar, recopilar y comunicar información pertinente en forma y plazo que permitan cumplir a cada empleado con sus responsabilidades. Los sistemas informáticos producen informes que contienen información operativa, financiera y datos sobre el cumplimiento de las normas que permite dirigir y controlar el negocio de forma adecuada.

Dichos sistemas no sólo manejan datos generados internamente, sino también información sobre acontecimientos internos, actividades y condiciones relevantes para la toma de decisiones de gestión así como para la presentación de información a terceros. También debe haber una comunicación eficaz en un sentido más amplio, que fluya en todas las direcciones a través de todos los ámbitos de la organización, de arriba hacia abajo y a la inversa.

El mensaje por parte de la alta dirección a todo el personal ha de ser claro; las responsabilidades del control han de tomarse en serio. Los empleados tienen que comprender cual es el papel en el sistema de control interno y como las actividades individuales estén relacionadas con el trabajo de los demás. Por otra parte, han de tener medios para comunicar la información significativa a los niveles superiores. Asimismo, tiene que haber una comunicación eficaz con terceros, como clientes, proveedores, organismos de control y accionistas.

En la actualidad nadie concibe la gestión de una empresa sin sistemas de información. La tecnología de información se ha convertido en algo tan corriente que se da por descontada. En muchas organizaciones los directores se quejan de que los voluminosos informes que reciben les exigen revisar demasiados datos para extraer la información pertinente.

En tales casos puede haber comunicación pero la información está presentada de manera que el individuo no la puede utilizar o no la utiliza real y efectivamente. Para ser verdaderamente efectiva la TI debe estar integrada en las operaciones de manera que soporte estrategias proactivas en lugar de reactivas.

Todo el personal, especialmente el que cumple importantes funciones operativas o financieras, debe recibir y entender el mensaje de la alta dirección, de que las obligaciones en materia de control deben tomare en serio. Asimismo debe conocer su propio papel en el sistema de control interno, así como la forma en que sus actividades individuales se relacionan con el trabajo de los demás. Si no se conoce el sistema de control, los cometidos específicos y las obligaciones en el sistema, es probable que surjan problemas. Los empleados también deben conocer cómo sus actividades se relacionan con el trabajo de los demás.

Debe existir una comunicación efectiva a través de toda la organización.
El libre flujo de ideas y el intercambio de información son vitales. La comunicación en sentido ascendente es con frecuencia la más difícil, especialmente en las organizaciones grandes. Sin embargo, es evidente la importancia que tiene.

Los empleados que trabajan en la primera línea cumpliendo delicadas funciones operativas e interactúan directamente con el público y las autoridades, son a menudo los mejor situados para reconocer y comunicar los problemas a medida que surgen.

El fomentar un ambiente adecuado para promover una comunicación abierta y efectiva está fuera del alcance de los manuales de políticas y procedimientos. Depende del ambiente que reina en la organización y del tono que da la alta dirección.

Los empleados deben saber que sus superiores desean enterarse de los problemas, y que no se limitarán a apoyar la idea y después adoptarán medidas contra los empleados que saquen a luz cosas negativas. En empresas o departamentos mal gestionados se busca la correspondiente información pero no se adoptan medidas y la persona que proporciona la información puede sufrir las consecuencias.

Además de la comunicación interna debe existir una comunicación efectiva con entidades externas tales como accionistas, autoridades, proveedores y clientes. Ello contribuye a que las entidades correspondientes comprendan lo que ocurre dentro de la organización y se mantengan bien informadas. Por otra parte, la información comunicada por entidades externas a menudo contiene datos importantes sobre el sistema de control interno.

Supervisión o monitoreo:

Los sistemas de control interno requieren supervisión, es decir, un proceso que comprueba que se mantiene el adecuado funcionamiento del sistema a lo largo del tiempo. Esto se consigue mediante actividades de supervisión continuada, evaluaciones periódicas o una combinación de ambas cosas. La supervisión continuada se da en el transcurso de las operaciones. Incluye tanto las actividades normales de dirección y supervisión, como otras actividades llevadas a cabo por el personal en la realización de sus funciones. El alcance y la frecuencia de las evaluaciones periódicas dependerán esencialmente de una evaluación de los riesgos y de la eficacia de los procesos de supervisión continuada. Las deficiencias detectadas en el control interno deberán ser notificadas a niveles superiores, mientras que la alta dirección y el consejo de administración deberán ser informados de los aspectos significativos observados.

“Todo el proceso debe ser supervisado, introduciéndose las modificaciones pertinentes cuando se estime necesario. De esta forma el sistema puede reaccionar ágilmente y cambiar de acuerdo a las circunstancias”.

Es preciso supervisar continuamente los controles internos para asegurarse de que el proceso funciona según lo previsto. Esto es muy importante porque a medida que cambian los factores internos y externos, controles que una vez resultaron idóneos y efectivos pueden dejar de ser adecuados y de dar a la dirección la razonable seguridad que ofrecían antes.

El alcance y frecuencia de las actividades de supervisión dependen de los riesgos a controlar y del grado de confianza que inspira a la dirección el proceso de control. La supervisión de los controles internos puede realizarse mediante actividades continuas incorporadas a los procesos empresariales y mediante evaluaciones separadas por parte de la dirección, de la función de auditoria interna o de personas independientes. Las actividades de supervisión continua destinadas a comprobar la eficacia de los controles internos incluyen las actividades periódicas de dirección y supervisión, comparaciones, conciliaciones, y otras acciones de rutina.

Luego del análisis de cada uno de los componentes, podemos sintetizar que éstos, vinculados entre sí:

Generan una sinergia y forman un sistema integrado que responde de una manera dinámica a las circunstancias cambiantes del entorno.
Son influidos e influyen en los métodos y estilos de dirección aplicables en las empresas e inciden directamente en el sistema de gestión, teniendo como premisa que el hombre es el activo más importante de toda organización y necesita tener una participación más activa en el proceso de dirección y sentirse parte integrante del Sistema de Control Interno que se aplique.
Están entrelazados con las actividades operativas de la entidad coadyuvando a la eficiencia y eficacia de las mismas.
Permiten mantener el control sobre todas las actividades.
Su funcionamiento eficaz proporciona un grado de seguridad razonable de que una o más de las categorías de objetivos establecidas van a cumplirse. Por consiguiente, estos componentes también son criterios para determinar si el control interno es eficaz.
Marcan una diferencia con el enfoque tradicional de control interno dirigido al área financiera.
Coadyuvan al cumplimiento de los objetivos organizacionales en sentido general.

banner

Compartir English Portuguese Spain